Actuamos en toda España   609 05 64 61

negligencia medica

indemnizaciones por negligencia medica

NEGLIGENCIA MÉDICA: ¿CÓMO RECONOCERLA? ¿CÓMO ACTUAR?

Es complicado cuantificar las negligencias médicas que se producen a diario, pues en realidad únicamente quedan registradas las que tienen denuncia interpuesta. Es posible que no estés seguro de si has sido víctima de una negligencia médica, por eso te contamos cómo reconocerla y que actuaciones seguir: demanda penal, civil, contenciosos administrativa, plazos de reclamación, indemnizaciones, demostración de mala praxis y dificultades ante el corporativismo médico.

¿Qué se entiende por negligencia médica o mala praxis?

Aunque es difícil delimitarlo, se considera básicamente una mala práctica o negligencia médica cuando se administra al paciente un tratamiento inadecuado que le produce lesiones, falta de actuación e incluso cuando la información proporcionada por el facultativo ha sido escasa, incompleta o inexistente. Los daños producidos pueden ser tanto de carácter físico como psicológico y el responsable puede ser cualquiera del personal sanitario que haya intervenido en el tratamiento del paciente.

Algunas de las negligencias médicas que nos encontramos los abogados con mayor frecuencia son: Diagnósticos erróneos, seguimientos inapropiados después de una intervención quirúrgica, tratamientos agresivos sin la suficiente protección para el paciente, extravío de material quirúrgico en una operación, precocidad o retraso de altas médicas.

Cuando realizamos este tipo de demandas siempre hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos difícilmente se llega a una condena, excepto cuando la negligencia médica está muy clara. Esto se debe, posiblemente, al corporativismo existente en el sector de la medicina en el que encontramos un exceso de defensa entre facultativos. Por este motivo siempre es aconsejable acudir a un abogado o jurista especializado que estudie el caso concienzudamente antes de poner una denuncia. Un punto a nuestro favor, es saber, que en España todos los médicos por obligación cuentan con seguro de responsabilidad individualmente o por medio del Colegio de Médicos.

¿Cómo actuar si soy víctima de una negligencia médica?

Cuando te encuentres en una situación de esta índole, lo primero que tienes que hacer es recopilar toda la información médica que puedas. Exige todos los informes relativos a tu caso en el centro médico en el que has sido atendido. Además, siempre es conveniente, en la medida de lo posible, contar con testigos y testimonios de otras personas (pacientes, compañeros de habitación, visitantes…). Y finalmente debes contactar con abogados especialistas en negligencias médicas, que estudien el caso y determinen cual será la vía más adecuada para poner la reclamación.

Las reclamaciones de indemnización por negligencias médicas se realizan por 3 vías: penal, civil y contencioso-administrativa.

Vía penal:

Lo normal es que un jurista especializado escoja esta vía económica y rápida para casos en los que el resultado de la negligencia suponga lesiones graves y fallecimiento. A través de esta vía lo que esperamos conseguir es una indemnización además de penas de inhabilitación o prisión para el responsable. La denuncia podrá ponerse contra el médico, centro médico o ambos.

Para iniciar el proceso lo haremos poniendo una denuncia contra el responsable/s o el centro en la que exponemos los hechos. Junto con la denuncia tenemos que acompañar la documentación médica de la que dispongamos, como parte inicial y el del estado del lesionado en la actualidad. A partir de aquí el juzgado abre expediente y su siguiente paso será citar al paciente para ser reconocido por el médico forense (médico del juzgado) quien redacta un informe de lesiones, recuperación y secuelas posibles. En caso de fallecimiento del paciente, un familiar cercano podrá solicitar una autopsia a través de un médico autorizado por la familia. Esta autopsia nos puede ayudar en caso de confirmación de negligencia como causa de la muerte.

En caso de confirmación por parte del forense de que las lesiones o fallecimiento han sido por causa de negligencia médica, seremos convocados a juicio contra el causante. En este juicio el abogado exigirá tanto la condena penal como la indemnización económica en relación a las lesiones sufridas, bien sean físicas o psíquicas.

Vía civil:

La vía civil, a pesar de ser la más cara resulta la más eficaz, sobre todo para casos de menor gravedad. Esta opción se utiliza cuando los daños o secuelas sufridas no revisten la suficiente importancia como para iniciar un procedimiento por lo penal. También cuando no se persigue condena para los responsables sanitarios. Una de las principales ventajas de acudir a la vía civil es que este camino que acumula mayor número de sentencias a favor de los pacientes, sobre todo en casos contra la sanidad privada.

La vía civil resulta mucho más caro que cuando el procedimiento se hace vía penal. Por norma general los gastos suponen un tercio de la indemnización que solicitemos por negligencia médica en la demanda. Estos gastos son:

  • Provisión de fondos: para abogado y procurador.
  • Perito médico particular: necesario para que redacte informe médico y testifique en el juicio.
  • Estos gastos judiciales no nos aseguran que ganaremos el juicio, puede ocurrir que tras perder, además nos obliguen a pagar las costas del demandado.

Vía contencioso-administrativa:

Esta vía es la más lenta llegando a dilatarse en el tiempo entre 4 y 5 años, además de ser poco efectiva. Esta vía tiene que ser la elegida si la negligencia médica se comete en un centro hospitalario público, ambulatorio o participado con alguna administración pública. El proceso por esta vía se inicia haciendo una reclamación en atención al paciente del centro de salud u hospital. Si no recibimos respuesta o esta no nos complace, haremos una reclamación administrativa. En caso de recibir respuesta negativa de responsabilidad por parte del centro sanitario el siguiente paso será poner demanda. Al igual que en la vía civil, en este caso, será necesaria la actuación de perito médico particular, procurador y abogado. Una vez interpuesta la demanda hay que tener paciencia pues la administración dispone de tres a siete años para realizar la tramitación. Una táctica utilizada por los abogados especialistas en negligencias médicas consiste en demandar directamente a los seguros médicos privados de los hospitales y de esta forma puentean a la administración.

En la vía contencioso-administrativa no se realiza ninguna actuación contra los responsables sanitarios, únicamente se puede conseguir compensación económica.

No sufra innecesariamente por causa de una negligencia medica

Existen diversas lesiones o consecuencias negativas ocasionadas por la negligencia médica a la hora de diagnosticar, recetar, tratar o intervenir quirúrgicamente al paciente. Todos los daños sufridos a consecuencia de una negligencia deben compensarse económicamente y si es posible a repararse el daño ocasionado.

abogados expertos negligencias medicas

A menudo un mal diagnóstico, una intervención tardía, una operación inadecuada o con errores, o un tratamiento inadecuado, son consentidos con impotencia por el enfermo. Nuestro abogado especializado en este capítulo le asesorará y le dirá que documentación necesita usted reunir desde el primer momento para poder reclamar la reparación del daño que le hayan ocasionado, así como la indemnización que le corresponde.

Si ha sufrido cualquier lesión o incluso la pérdida de algún familiar por una negligencia médica no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

 

 

Contacte con nosotros

Envíenos un WhatsApp

Uso de cookies

Utilizamos Cookies. Si continua, asumiremos que está de acuerdo.política de cookiesMás información.

ACEPTAR
Aviso de cookies